Noticias

Exxon y Shell recurren a la energía solar para extraer petróleo y prescindir del gas

La planta termosolar tendrá una capacidad de 866 megavatios. Quedará instalada en el campo petrolero Belridge, cerca de Bakersfield y, según ha comunicado GlassPoint, se utilizará principalmente para crear vapor que Aera Energy inyectará en los pozos, con el objetivo de facilitar la extracción de crudo pesado a través de un proceso llamado recuperación mejorada de petróleo.

El proyecto contará, además, con una planta solar fotovoltacia de 26.5 MW para obtener aproximadamente un 3% de la energía que requiere. La compañía estima que con ello se evitará el uso de casi 5.000 millones de metros cúbicos de gas natural al año y la emisión de 376.000 toneladas anuales de 376.000 de CO2. Una cifra equivalente a retirar de las carreteras de Estados Unidos unos 80.000 coches.

Según informa Protermosolar, el presidente ejecutivo de Glasspoint, Ben Bierman, comentó en una reciente entrevista que “el uso de la energía solar para generar vapor es una gran oportunidad para reducir de forma considerable las emisiones de carbono”.

Está previsto que la construcción de ambas plantas –termosolar y fotovoltaica– comience en el primer semestre de 2019 y estén operativas en 2020. GlassPoint está desarrollando otra planta termosolar de 1 GW en un yacimiento petrolífero de Omán.